PRENSA

Crítica Yo Segismundo

 

Crítica de teatro HERALDO DE ARAGÓN “Emonautas”

La emoción de los cómicos

Antón Castro. Zaragoza| 03/03/2013 a las 16:04

Alfonso Palomares y Amparo Nogués-Elena representan en el Teatro del Mercado ‘Emonautas’, una pieza divertida sobre los sentimientos y los males de la crisis.

 

Alfonso Palomares y Amparo Nogués-Elena se han formado en el clown en la compañía Los McClown, aunque ambos son actores con muchos registros. Amparo mezcla la dirección y la interpretación, y Alfonso ha asomado a numerosos cortos, piezas teatrales y a la televisión: es uno de los personajes asiduos de ‘Oregón Televisión’, esa factoría incesante de humor.

Ambos han reivindicado en diferentes momentos la figura del cómico de la lengua, esos actores ambulantes que van de aquí para allá con un único afán: contar historias, entretener y divertir a la gente. Entre sus referentes están Fernando Fernán Gómez, en su trayectoria general y en obras como ‘El viaje a ninguna parte’ (que podría estar entre las fuentes de inspiración de ‘Emonautas’), Stan Laurel y Oliver Hardy, ‘el Gordo y el Flaco’, Buster Keaton, Marcel Marceau y, por supuesto, Charles Chaplin. Y está el teatro del absurdo: Eugene Ionesco y Samuel Beckett. El esperado Godot es citado en una ocasión y uno de los gags, el del tren o el de los trenes perdidos, gira en torno a la espera y la esperanza. Estos cómicos infaustos, desarrapados, desahuciados de cualquier éxito, buscan un interlocutor: un día, tras un sueño intranquilo, despiertan y ven que hay gente al otro lado para oír sus historias.

El espacio escénico es tan simbólico como intemporal, aunque podría remitir también a los años 50 y 60. Los actores, que en realidad son dos personas cándidas, con tanto sentido de humor como miedo, buscan trabajo. Él es Triste Trompeta y ella Valeria Aragón, y tienen alma de payasos. Empiezan una función donde hay de todo: la presencia constante de la radio y sus sonidos, suena ‘La raspa’, por ejemplo; el tren, Cyrano de Bergerac, cuya figura da pie a uno de los fragmentos más hilarantes de la noche, especialmente en ese instante en que Amparo Nogués hace intervenir a un espectador; la faena, la emigración o la Escuela de Ministros, que tiene algo de concesión crítica a esta compleja y convulsa situación que vive en España de corrupción y de desconcierto.

 

 

Crítica de Teatro El Librepensador “Emonautas”

Emonautas: el humor inteligente

Publicado por Javier Aguirre el 4 Marzo 2013 en Cultura

Consonancias, 32Los aficionados al teatro estamos de enhorabuena ante una obra como Emonautas. Se trata de un magnífico diálogo teatral distribuido en varios sketch que se está ofreciendo estos días en el Teatro del Mercado de Zaragoza.

Escrito por Alfonso Palomares, él mismo interpreta el papel masculino del trotamundos Triste Trompeta, que viaja hacia ninguna parte acompañado de Valeria Aragón, la protagonista femenina que encarna admirablemente Amparo Nogués-Elena. El título de la pieza, incomprensible a primera lectura, adquiere muy pronto sentido: navegantes de emociones.

Los personajes se deslizan a través de un lenguaje inspirado en Samuel Beckett hacia territorios dominados por el absurdo y la incoherencia, pero impregnados de un hondo sentido humano y de una comicidad delirante. Sucesivos sketchs titulados “El trabajo”, “De los que se van”, “Soñé con volver”, “Cyrano” o “El tren de los perdidos” muestran situaciones caóticas que abordan los protagonistas con un espíritu tierno e inocente, preñado de comicidad inteligente.

Entre ocurrencia y ocurrencia, van surgiendo cuestiones filosóficas de entidad, como la dimensión del tiempo, la búsqueda de la felicidad, el sentido de la vida, el sentido de la muerte, el papel de la política y otros asuntos vitales que acosan al ser humano atribulado por la confusión del mundo que le envuelve. Desde una clara postura humorística, inspirada también en el surrealismo, se proponen esos temas de reflexión que convierten a esta producción de la compañía Lagarto-Lagarto es una de las más sencillamente espectaculares aparecidas en los últimos tiempos sobre los escenarios españoles.

Con un montaje simple, una acertada ambientación musical camp y una matizada flexibilidad argumental, la obra mantiene cada vez más vivo el interés del espectador que se siente aludido directamente e incluso es invitado a participar en el desarrollo de la caótica trama. El eslogan que acompaña al título de la obra, ‘La risa es lo penúltimo que se pierde’, refleja con exactitud la intención de autor y su desarrollo por parte de los protagonistas. El humor inteligente siempre impacta, y de manera duradera.

El ritmo, el lenguaje, la dicción, la danza, la sincronía y otros elementos escénicos, singularmente la caracterización y la gesticulación con veladas alusiones a cómicos de la vieja escuela, como Charles Chaplin, hacen de Emonautas un trabajo perfecto, de imprescindible visión para el aficionado.

 

http://www.ellibrepensador.com/2013/03/04/emonautas-el-humor-inteligente/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>